Buscar

EDUSOTIC

Educación Social, Nuevas Tecnologías, actualidad educativa

Categoría

General

Cinco consejos para presentar tu TFG

Tras un periodo sin publicar en el blog vuelvo en una época en que a muchos alumnos y alumnas les ha llegado la hora de presentar su trabajo final de grado (TFG) o trabajo final de Máster (TFM).

Es por ello que publico una infografía que reune 5 consejos para presentar tu TFG con una pequeñas explicación en cada uno de ellos. Además de un sexto consejo extra.

Seguir leyendo “Cinco consejos para presentar tu TFG”

Anuncios

Nueva reforma educativa

Como es tristemente frecuente en este país, a un  cambio político de Gobierno le corresponde un cambio legislativo en materia educativa. Así vamos coleccionando leyes como la LGE, LOECE, LODE, LOGSE, LOCE, LOE… Algunas de ellas ni siquiera han llegado a llevarse a la práctica. En noviembre hubo elecciones y el PP se ha puesto manos a la obra. Seguir leyendo “Nueva reforma educativa”

¿Diplomado o graduado?

Somos muchos los diplomados y diplomadas en educación social que nos preguntamos como podemos pasarnos al grado en educación social. También si es necesario/aconsejable hacerlo o si con la diplomatura será suficiente.

El título, ya extinto, de Diplomado/a en Educación Social constaba de 180 créditos distribuidos a lo largo de tres años de formación, actual título de Graduado/a en Educación Social se compone de 240 créditos ECTS y tiene una duración de cuatro años.

Seguir leyendo “¿Diplomado o graduado?”

Las redes sociales en el trabajo con jóvenes

Somos muchos los educadores y educadoras sociales que trabajamos con jóvenes y es conocido por todos el tiempo que este colectivo pasa en las redes sociales. En casa, a través de sus propios ordenadores. Fuera de ella, en bibliotecas, centros juveniles y otros lugares que aportan conexiones de red. En locutorios y cibers. Mediante sus móviles…

Nosotros tenemos una herramienta a nuestro alcance y debemos saber aprovecharla. No sólo se trata de educar en el uso responsable de las redes sociales, sino de usarlo como recurso en nuestro trabajo. Está al alcance y de manera gratuita tanto para quienes trabajan en la administración como para las entidades privadas.

Aquellos que se mueven en el entorno de la dinamización juvenil tienen ante sí un potencial enorme para la difusión de sus actividades. Facebook o tuenti, quizá las redes más utilizadas por los jóvenes españoles, disponen de eventos que podemos crear y hacer llegar a nuestros usuarios. Lo mismo ocurre con quienes se dediquen a la información entre jóvenes.

Disponer de un perfil en las redes es casi una obligación para las asociaciones, concejalías de juventud y otras entidades que trabajan con este colectivo. Uno de los mayores problemas que nos podemos encontrar es la predisposición negativa de los trabajadores de un determinado servicio o del responsable del mismo hacia estas herramientas y el no reconocimiento de su utilidad. Otro handicap al que nos podemos enfrentar es su manejo, que puede ser desconocido para muchos trabajadores.

Formarnos y actualizarnos en este campo y utilizar de manera coorecta las TICs es muy importante para los educadores, tanto quienes trabajan en educación formal como quienes estamos en la educación informal. Por suerte cada vez son más los que se hacen conscientes de su enorme potencial, porque si queremos llegar a los jóvenes debemos estar donde están los jóvenes.

Lucrarse a costa de colectivos desfavorecidos

Leí un artículo en El País, Lucro a costa de un colectivo en desventaja, que me llamó fuertemente la atención por ver hasta donde pueden llegar las personas para aprovecharse y obtener dinero.

El texto relata la historia de una empresa, centro especial de empleo, que contrataba a personas con discapacidad para conseguir subvenciones públicas. Una vez obtenidas éstas despedía a los trabajadores con la disculpa de no haber superado el periodo de prueba y además no les pagaba el trabajo realizado. El sindicato Comisiones Obreras cifra el número de afectados en unos 200.

Y la pregunta que surge es, ¿ por qué ocurre esto? Una medida positiva y que fomente el empleo entre colectivos desfavorecidos debe llevarse a cabo con un riguroso control desde las administraciones públicas que ofrecen esta subvención.

Si, como afirman, son 200 los trabajadores afectados, ¿cómo es que la Consejería correspondiente no ha dado con este fraude antes? Según publica el diario ABC desde abril de este año la Junta era consciente de la situación irregular de la empresa.

Además de la dejación de las administraciones, otro tema que me preocupa respecto a esto es la  crítica que se puede producir entre la opinión pública sobre este tipo de centros y subvenciones. No debemos olvidar que hay muchísimos centros especiales de empleo que realizan un magnífico trabajo de integración con diferentes colectivos y que gracias a ellos, personas que de otra manera no hubieran accedido al mercado laboral se encuentran ahora trabajando.

Imagen tomada de adigitaldreamer.com

Incidentes y accidentes en centros de menores

Recientemente hemos asistido al caso de una trabajadora de un centro en Boecillo que ha matado a tres menores y a continuación ha intentado quitarse la vida. Monitora en unos medios, cuidadora para otros, educadora en los menos… Las calificación profesional con que se la trata es dispersa. No son los primeros casos extremos que aparecen sobre centros de menores; bien sean estos de reforma, de tutela, etc.

Cada vez que ocurre algo de esto, en primer lugar te llega la tristeza y la rabia por el suceso y cuando te paras a pensar llegas a darte cuenta del desconocimiento de los medios de comunicación y de la sociedad en general acerca de este sistema. Sin querer centrarme en este caso concreto me gustaría apuntar un par de opiniones acerca de estos centros:

Las administraciones públicas tienden a dejar en manos de entidades privadas ( a veces de dudosa reputación) una responsabilidad que les corresponde. En caso de no encargarse directamente de ella, deberían realizar unos controles que garanticen el buen funcionamiento de los centros, inspeccionarlos y, en definitiva, realizar un intenso seguimiento. ¿Que mecanismos llevan a cabo para asegurarse de la eficacia de los servicios? No debemos olvidarnos que no hace mucho el Defensor del Pueblo alertó sobre malos tratos en algunos centros de protección a menores.

Las entidades en cuyas manos queda el servicio son las encargadas de contratar al personal, según sus propios criterios, pero ¿cuál es la preparación exigible para realizar este tipo de tareas? Al menos debería existir un mínimo común exigible, ya que en caso contrario basándose en ahorro económico pueden darse contrataciones de figuras profesionales de un nivel no adecuado.

Estas organizaciones privadas, con o sin ánimo de lucro, compiten entre sí en concursos públicos donde generalmente un factor determinante de la concesión es el ecónomico, por lo tanto bajar los precios es muy importante y esto puede ir en detrimento del servicio. Creo que con los menores – y en general, con los servicios sociales- no se debe jugar y los valores educativos y de calidad de los servicios deberían primar sobre el dinero.

Imagen tomada de adigitaldreamer.com

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑