Libro

Comienza el curso para muchos alumnos y alumnas de Educación Social y también para muchos profesionales que entre los meses de septiembre y octubre, tras el verano, iniciamos o relanzamos diferentes proyectos.

Pretendo iniciar una serie de post con herramientas TIC que nos hagan más sencillo o, simplemente, nos ayuden en nuestras tareas diarias.

La gestión bibliográfica

Muchos alumnos y alumnas de Educación Social se enfrentan en sus trabajos a gestionar las referencias bibliográficas que han utilizado como fuente en los mismos y también las diferentes citas que aparecen en el texto. Los profesionales de la educación tenemos que echar mano de ellas para la justificación de proyectos o para las memorias finales. También si queremos publicar algún artículo en una revista o enviar comunicaciones a congresos, como por ejemplo el VII Congreso Estatal de Educación Social que se celebrará en abril de 2016, se nos pedirá un determinado modelo.

A la hora de realizar las referencias bibliográficas encontramos diferentes estilos que varían la forma de hacerlo tales como Chigago, LMA o el de la American Psychologican Association (APA). Dependiendo de las universidades, las ramas de conocimiento u otros criterios pueden requerir un estilo concreto, siendo el APA uno de los más frecuentes. Además, cada estilo se somete a diferentes versiones, actualmente en el estilo APA se utiliza la sexta edición (PDF).

Herramientas TIC para referencias bibliográficas

Las TIC pueden sernos de gran ayuda para gestionar las referencias bibliográficas de un proyecto, un trabajo o un artículo. Existen en la red diferentes herramientas para hacernos esta tarea más fácil, a continuación mencionaremos alguna de ellas. En mi opinión, lo más útil de estas aplicaciones es que nos ahorran el laborioso trabajo de redactar a mano una a una de nuestras fuentes.

Zotero

Zotero es un gestor de referencias bibliográficas de carácter libre. Funciona de manera online, a través de la web, como aplicación para algunos navegadores como Firefox o Chrome y también como un programa que podemos descargarnos a nuestro escritorio. Es totalmente gratuito y nos permite exportar en diferentes estilos aquellas referencias bibliográficas que hayamos añadido.

Además tiene aplicaciones para distintos procesadores como Word o Libre Office que nos permiten insertar directamente las citas y referencias en el texto.

Mendeley

Mendeley es otro gestor de referencias bibliográficas, en este caso con licencia propietaria pero de carácter gratuito. Es otra opción en la red para gestionar, compartir y exportar nuestras fuentes.

Google Drive

El procesador de textos de Google Drive, antes Google Docs, no sólo nos permite trabajar de una manera grupal en la nube, sino que además, a través de sus opciones podemos gestionar bibliografía y citas en los diferentes estilos más habituales. En este manual de Gadgetos.com explican como hacerlo.

Algunos consejos con la bibliografía

La gestión de referencias siempre es una tarea compleja y ardua, que requiere mucho tiempo y para la que toda ayuda es poca.

  • Hazte con una buena guía o manual del estilo que vas a utilizar. En la red podrás encontrar multitud, con ejemplos de referencias de diferente tipo: libro, artículo en revista, vídeos, referencias electrónicas…
  • Diferencia correctamente entre referencia bibliográfica y cita y trátalas de manera correcta en función del estilo requerido o elegido.
  • Añade en la bibliografía todas las fuentes utilizadas, ya que en caso contrario podrán acusarte de plagio. Los estudiantes de educación social deben tener en cuenta, además, que la mayoría de universidades ya poseen software para detectar plagios en los trabajos.
  • Cuidado con las notas al pie. Estamos acostumbrados a poner de manera informal algunas referencias bibliográficas en notas al pie del documento. Algunos estilos no ven bien ésto, por ejemplo en APA no se recomienda su uso y, en cualquier caso, deberán ser notas explicativas del contenido, nunca bibliográficas. Las referencias irán al final del documento en el apartado correspondiente.
  • Revisa la bibliografía y citas antes de la entrega final. Aunque hayas utilizado una herramienta para gestionarlo siempre pueden existir fallos. Este software no es infalible y una buena revisión con el manual de estilo en la mano puede ahorrarte disgustos posteriores.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.