¿Qué opináis de la titulitis? Vivimos en un mundo en que a la hora de acceder a un puesto de trabajo se valoran mucho los cursos y títulos de que dispongamos. Esto ocurre en todas las disciplinas profesionales, no sólo en la nuestra. Cuando entregamos un curriculum en alguna empresa, éste suele contar con un amplio apartado de formación complementaria de todo tipo.

Concretamente en el campo de la social existen numerosas academias, asociaciones o empresas que ofrecen los más diversos títulos: educación de calle, inserción de personas discapacitadas, dependencia…. Cada entidad es un mundo y los precios varían desde aquellos que son gratuitos hasta quienes te cobran un ojo de la cara por estudiar.

Lo cierto es que valoramos mucho, a veces sobrevaloramos, los títulos y la formación llegando a convertirnos en “cursillistas”. Creo en la importancia de formarse pero también en la responsabilidad de no hacerlo al azar. La mayoría de estos títulos pertenecen a la formación no reglada y al finalizar obtienes un certificado del centro que lo ha impartido, también puede que esté homologado por alguna administración pública.

A la hora de elegir un centro donde realizar los estudios debemos tener en cuenta su prestigio, relación calidad-precio y la certificación que ofrece. Por ejemplo, existen sitios donde se realizan cursos de técnicos en educación social online; personalmente dudo de su eficacia ya que Educación Social es una titulación oficial de grado que se realiza en las universidades. Por lo tanto, ¿qué validez tiene un título de técnico en educación social certificado por una academia privada?

He realizado formación de diferentes tipos y modalidades y con diferentes entidades, pero siempre he preferido apostar por los cursos de administraciones públicas, colegios profesionales, sindicatos, universidades, etc. En definitiva, entidades que aunque oferten títulos propios tienen amplio bagaje en la formación o un reconocido prestigio en el campo profesional.