Después de esta temporadita fuera vuelvo a escribir. La ausencia se ha debido a una serie de cambios que me han tenido más o menos ocupado y alejado del ordenador.

Llega la campaña electoral, la época de las miles y miles de promesas. Las caras de los candidatos pegada en paredes, farolas, apareciendo en los buzones… Llega la época de las sonrisas y los mítines, de los paseos de los políticos por parques y ciudades. ¿ Y luego qué?

Ahora nos ofrecen nuevas infraestructuras, más trabajo, mejores comunicaciones, y todo ello para conseguir nuestro voto. ¿Cuándo pasen las elecciones que será de las promesas?

A parte de los proyectos llamativos, ¿que más ofrecen…? Deberíamos fijarnos, como Educadores Sociales, en sus apuestas en los servicios sociales, apuestas para jóvenes y mayores, por la igualdad, la accesibilidad, colectivos en riesgo… Ese tipo de cosas que en los programas electorales no tienen un primer plano porque no llaman tanto la atención al elector. ¿Qué opinará de esto cada partido?

Imagen tomada de http://candelariopina.blogia.com/