Últimamente está muy de moda el concepto de “ni-ni” entre los medios de comunicación. Con ello se refieren a los jóvenes que ni estudian, ni trabajan y no tienen intención de hacerlo. Estos medios, muchas veces, crean una opinión generalizada entre la población de que los jóvenes actuales son, en su mayoría, ni-nis. Es decir, que la juventud de hoy en día no hace nada, en palabras de cualquier persona en un mercado o una peluquería cualquiera.

Pues bien, recientemente el Instituto de la Juventud ha publicado un informe en el que se desmiente esta imagen estereotipada de la juventud española. Y es que, solamente un 1,7 % de los jóvenes de nuestro país entran dentro del perfil de lo que se denomina ni-ni. En cifras, 80.358 de 7.550.163 jóvenes. Sin eliminar la seriedad que tiene la existencia de 80.000 jóvenes españoles que no quieren estudiar ni trabajar, no representan en absoluto la media de la juventud ni se pueden tomar como referente de ésta.

El colectivo ni-ni no se presenta como un colectivo homogéneo, sino al contrario como altamente heterogéneo. En cuanto a rango de edad, entre 20 y 25 años es donde existe más incidencia y se tienen diversas variables en cuenta como la percepción del trabajo (como algo difícil, nivel curricular de la persona…), la rigidez del sistema educativo y  su fracaso y abandono.

El estudio se denomina Desmontando a ni-ni. Un estereotipo juvenil en tiempos de crisis y podeis acceder a él aquí.